tqv16_3

Al finalizar la proyección de “Cambio de Vida”, de Juan Platero, la sala Delmira Agustini se inundó de aplausos. Entre gritos de cariño y aliento hacia su protagonista, presente en la noche del jueves junto a su familia, los ex reclusos de la cárcel de Punta Rieles disfrutaron de la película que ellos mismos decidieron contar.

Apenas unos minutos después, Darío tomó el micrófono y agradeció la oportunidad brindada por Juan Platero y dedicó unos instantes para reflexionar sobre la situación que atraviesan varios de los internos al conseguir su libertad; las dificultades que afrontan al integrarse a una sociedad que, pese a poner todo el esfuerzo para que el tiempo detrás de rejas no sea un tiempo “perdido”, sigue dejando con pocas oportunidades a quienes buscan emprender una nueva vida al salir del penal.

Iván Solarich, director cultural y creador la serie “EX”, se emocionó muchísimo cuando llegó su turno de hablar. Con largos silencios y respiraciones hondas, sus primeras palabras también fueron de agradecimiento hacia Juan por haber llevado adelante el proyecto. Sentado al lado de Luis Parodi, (Director de la Unidad Punta de Rieles) Iván cuestionó las penas que se imponen hoy en día y criticó la falta de oportunidades que tiene los ciudadanos que atraviesan una situación así.

tqv16_5

“¿Hace falta cinco años de la vida de una persona, de un primario, de un ex trabajador para rehabilitarlo en sociedad? Es una buena pregunta que me hago como ciudadano, una pregunta que hago al sistema judicial y a la democracia…esa es la primera pregunta porque entre otras cosas la vida no te la devuelve nadie” dijo Iván, que entre otras cosas mostró discrepancia con algunas medidas políticas enunciadas por el gobierno, como la construcción del nuevo centro penitenciario de máxima seguridad.

Luis Parodi se sumó a la charla y dejó en claro que se está trabajando para cambiar y hacer respetar los derechos que tienen quienes están, y estuvieron, privados de su libertad. Coincidió en que la cárcel de Punta Rieles tiene una gran virtud, porque está gestionada por trabajadores civiles y educadores, y explicó que las políticas apuntan hacia ese lugar en todos los centros penitenciarios. Problematizó sobre la exclusión que impone la misma sociedad hacia algunos sectores y que es un tema que empieza antes de llegar a una cárcel.

Dario cerró la noche de participaciones, e hizo hincapié en que se necesitan cambios ahora. Durante varios años escuchó a los gobierno de turno hablar de “querer hacer” pero no ve cambios y reconoce que quienes están presos no puede seguir formando parte de un sistema que no los ayude a rehabilitar: “No sé de economía pero sé lo que los presos quieren cambiar”.

 

Valentina Ramallo

 

Ver También:  Juan Platero habla de “Cambio de vida”